Ingredientes mágicos Salud

¿Todavía no conoces el aceite de rosa mosqueta?

29 octubre, 2018

¿Todavía no conoces el aceite de rosa mosqueta?

El aceite de rosa mosqueta es una de las mejores fuentes de nutrición natural que existen para cuidar tu piel. Su composición, con numerosos ácidos grasos esenciales (ácido omega 6, omega 3, linoleico), antioxidantes y vitaminas (Licopeno, Betacaroteno y vitamina A, C y E) lo convierten en un aliado imprescindible que debes de tener en casa.

Se extrae de un arbusto silvestre de la familia de las rosáceas originario de Europa del Este que actualmente está extendido por América, Asia y el norte de África. Se ha utilizado para curar y embellecer la piel durante siglos por varias personas en todo el mundo, incluidos los antiguos egipcios, los indios andinos de Chile, los mayas y otros nativos americanos.

Uno de sus mayores beneficios procede su vitamina A natural, que es capaz de combatir los efectos negativos de los rayos del sol sobre la piel. Disminuye la actividad de las enzimas que crea la luz solar y que inciden sobre el colágeno y la elastina, dos elementos que cuando se debilitan originan arrugas.

Además, tanto la vitamina C como la vitamina A fortalecen y espesan el colágeno. Esto ayuda a reducir las líneas finas o patas de gallo de alrededor de los ojos, así como a prevenir la formación de nuevas arrugas.

Los antioxidantes de este aceite y los ácidos grasos esenciales contribuyen a reparar el daño y reducir la inflamación de la piel ante episodios de quemaduras solares o enrojecimientos.

También es ideal para acelerar la cicatrización de las heridas. Se recomienda usarlo nada más sane la herida, aunque también es efectivo en cicatrices más antiguas. Disminuye el engrosamiento de la piel y devuelve su elasticidad.

Asimismo puede emplearse para atenuar las manchas de la edad o la hiperpigmentación y aplicarse para combatir afecciones dérmicas como la psoriasis o determinados eczemas.

Está comprobado que la rosa mosqueta previene y reduce las estrías sobre todo las más recientes. Por lo que respecta a las más antiguas, es capaz de hacerlas menos visibles devolviendo el color natural de la piel.

 

rosa de mosqueta

¿Cómo aplicarlo en la cara?

Lo ideal es que apliques el aceite varias veces al día. Una opción sería agregar unas gotitas a tu maquillaje y repartirlo de forma uniforme sobre el rostro cada mañana y hacer lo mismo con la crema hidratante justo antes de ir a dormir. De este modo tu cutis podrá absorber todas las propiedades de este aceite i recuperarse a lo largo de toda la noche. Un consejo que debes tener en cuenta: nunca apliques la rosa mosqueta sobre el acné vivo, podría aclarar viejas cicatrices.

Cabello más hidratado

Masajear el cuero cabelludo con rosa mosqueta ayuda a combatir problemas de caspa, eczemas o psoriasis además de aportar una dosis de nutrientes para que el cabello esté más fuerte y brillante.

Adiós a las uñas quebradizas

El aceite de rosa mosqueta es eficaz en la hidratación de las uñas. Frotalas con una gota cada noche antes de ir a dormir y conseguirás fortalecerlas y evitar que se rompan con facilidad.

Pieles secas

Aplica regularmente este aceite en zonas escamosas o áreas poco hidratadas del cuerpo como codos, rodillas y talones agrietados y conseguirás una mejora notable en pocos días. También es eficaz para combatir la sequedad de los labios durante el invierno.

Un último consejo: recuerda almacenar tu frasco de rosa mosqueta en un lugar fresco y oscuro, como tu refrigerador, para evitar que se vuelva rancio.

¡No esperes más y dale a tu piel el regalo del aceite de rosa mosqueta!

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *