Tendencias

Carbón activado | Qué es y cómo funciona

7 noviembre, 2018

Carbón activado | Qué es y cómo funciona

El carbón activo es un ingrediente que forma parte de lo último de lo último en cuanto a belleza se refiere. Es un super-ingrediente que ya se puede encontrar en productos tan variados como en mascarillas, limpiadoras faciales, en champús, incluso hasta en algunos dentífricos blanqueadores.

Echando un primer vistazo, no parece que el carbón pueda casar demasiado bien con el mundo de la belleza, sobre todo teniendo en cuenta su considerable color negro. Sin embargo, ya son muchas las marcas las que lo comercializan como el producto definitivo, aquel que consigue resultados realmente cuantificables en nuestro rostro/piel, y no es para menos.

¿Qué es exactamente el carbón activo?

Es un tipo de material que está incluido dentro de la familia de adsorbentes carbonáceos cristalinos, caracterizados por tener una porosidad interna elevada. Es decir, que estamos hablando de un tipo de material con una gran cantidad de microporos y que tiene muchas aplicaciones, no solo dentro del ámbito cosmético.

De hecho, en forma de polvo se ha utilizado muy a menudo en el mundo de la medicina ayurvédica, gracias a sus propiedades de adsorción (y no se trata de un fallo ortográfico, la adsorción es un proceso físico-químico en donde existe que una sustancia se enlaza a otra, en lugar de absorberse por la misma).

Quizá, una vez que hayas llegado a este punto, estás igual que cuando has empezado. Podemos simplificarlo diciendo que el carbón activo no es más que un imán que tiene capacidad para retener todos los elementos nocivos que no deberían estar en nuestro cuerpo, ni dentro, ni encima del mismo.

La forma de obtención del carbón activo también depende del uso que se le vaya a dar. Por ejemplo, el que se utiliza en cosmética procede de la combustión de la madera y/o de las cáscaras de coco. Antes de que forme parte de las diferentes fórmulas de belleza, el carbón debe ser activado. Esto quiere decir que el elemento se verá sometido a un proceso de oxidación para incrementar su porosidad y mejorar su capacidad de adsorción.

Lo que se busca con dicho proceso es eliminar tantas impurezas como hasta 200 veces su propio peso.

El carbón activo en el mundo de la belleza

El uso del carbón activo en el mundo cosmético es una tendencia relativamente reciente, pero lo cierto es que dicho producto se ha venido utilizando en otros campos desde hace mucho tiempo. Por ejemplo, se empleaba y emplea en procesos de purificación de agua y hasta resulta muy práctico para tratar intoxicaciones en el ámbito de la medicina. Y, precisamente, esta serie de referencias son las que demuestran el alto poder desintoxicante que tiene el carbón, para que así el usuario huya de cualquier idea de desconfianza que pueda llegar a tener.

Los primeros productos cosméticos que aparecieron en el mercado con carbón activo fueron las mascarillas faciales purificantes. Estas se utilizan para tratar las impurezas de los poros, consiguiendo reducir el tamaño de los mismos y evitando que se produzca grasa.

Si estamos buscando una mascarilla facial purificante, no tienes más que echar un vistazo al catálogo de Clinique, The Body Shop, Origins, Germaine de Capuccini, entre otras tantas.

Principales beneficios del carbón activado para la piel

  • Control de exceso de grasa: Debido a su característica porosidad, el carbón activado es capaz de contrarrestar el exceso de grasa de nuestra piel. Esto resulta muy interesante para equilibrar el sebo de la dermis, sobre todo en las pieles grasas o mixtas.
  • Efecto antibacteriano: Es rico en propiedades desinfectantes y antibacterianas, por lo que forma parte de muchos tratamientos para combatir el acné o las espinillas.
  • Luminosidad: Cómo limpian la piel y tratan los poros refinados, el carbón activado ayuda a mejorar la luminosidad de la piel. Acaba con cualquier resto de suciedad que pueda haber en el rostro, además de desintoxicarlo.
  • Cualidades desintoxicantes: Neutraliza la gran mayoría de las toxicas que se acumulan en la piel.
  • Disminuye el tamaño de los poros: Además de los beneficios anteriores, también contribuye a la eliminación de la suciedad obstruida. Si los poros están limpios, conseguiremos tener una piel mucho más refinada, tono uniforme y mucho más lisa.

Ahora ya sabes porque resulta tan interesante el carbón activado en el mundo de la cosmética.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *